viernes, 21 de julio de 2017

Para mí

Caer al vacío no es tan malo como lo pintan, todos acabamos cayendo al fin y cabo, solo que algunos tocan el suelo tarde o temprano y otros nunca dejan de caer. Yo he formado parte de los dos grupos, hace poco más de un año encontré el suelo y he decidido caer otra vez.
A veces pasamos demasiado tiempo en un mismo lugar, tanto que nos niebla la mente. Hace un año yo creía que mi situación era típica y que mi lugar estaba en casa cerca del ordenador para reseñar trozos de mi vida. Ahora niego que es así, esta experiencia me ha traído las mayores enseñanzas de mi vida y cada día tenía algo nuevo que vivir. Pero muchos dicen que cuando mejor te van las cosas, también es la oportunidad de darles la vuelta al completo, quizás esto nadie lo ha dicho y me lo he inventado para autoconvencerme, yo que sé. Quería caer, corrijo "quería ser aventurera", siempre ha sido así y por eso lo hago. Creo que la Lola del pasado estaría orgullosa, aunque sea una completa locura lo que estoy a punto de vivir. Buena suerte a todos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario